Mercedes-AMG C63 AMG S E- Performance ¿Cambiar un V8 por un cuatro cilindros?

Si te digo que pesa 2.1 toneladas y a pesar de eso logra acelerar de 0 a 100 kph apenas por arriba de los tres segundos tal vez cambie tu pensar.

Si bien todos extrañaremos el sonar de un V8, Mercedes quiere hacer notar que su tecnología de Fórmula 1 puede estar en un auto de calle y hacerte olvidar que necesitas esos otros cuatro cilindros extras.

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

El tren motriz.

Son 680 hp el total de caballos que tiene este C63, el torque se va a los 1,020 Nm, una cifra en la que ni nos atrevíamos a pensar hace algunos años y que ahora se vuelve posible gracias a la hibridación.

En el C63 E el motor eléctrico va al eje trasero y brinda 204 hp, se conecta a una transmisión de dos cambios, en donde el cambio se concede a las 13,500 rpm del motor eléctrico.

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

No solo eso, si nos vamos a la parte meramente mecánica, este motor a gasolina de sólo 2.0 litros se vuelve el más potente del mundo, tiene una potencia específica de 238 hp/l. 238 hp es un nivel de potencia que traían algunos motores V8 hace no mucho tiempo, ahora se logran con solo 1,000 cc.

El Turbo.

Me voy a poner algo mecánico, ahí te va:
Para evitar eso del lag o retraso por el turbo, en el pequeño espacio entre la turbina de salida y la entrada del turbo, pusieron un motor eléctrico, el cual comenzará a girar el rotor antes de que lleguen los gases de escape.

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

Al tener movimiento desde este momento, no tienes que esperar a “inflar” el turbo, dado que ese trabajo ya lo hizo la parte eléctrica, tienes potencia desde bajo régimen y casi 38 psi en un turbo que gira a 150,000 rpm.

¿Es rápido?

Con este caballaje y su caja de nueve cambios, el C63 logra un 0 a 100 kilómetros por hora apenas por arriba de los tres segundos y cubre el cuarto de milla en “diez altos”, como se conoce en el ambiente automotriz. La velocidad máxima es controlada electrónicamente y se queda en los 280 kilómetros por hora.

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

Para mejorar tus tiempos.

Las comodidades y tecnología en un auto nos hacen cada vez más dejar de lado nuestras habilidades o explotarlas un poco más. Entre todos las amenidades del C63, ahora cuenta con una función que se llama «Track Pace».

Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE

Con más de 30 circuitos en su memoria (pronto serán 70), al activar el Track Pace, este reconoce el trayecto, sabe en donde necesitas un boost adicional y activa el sistema para dar 150 Kw extra por unos segundos. Lo siento, no eras tú quien bajó los tiempos, fue el auto.

Maravilla tecnológica.

Motor eléctrico, motor a gasolina, transmisión de nueve cambios, transmisión de dos cambios, tracción integral, amortiguación adaptativa, modos de manejo, frenos de seis pistones, dirección en las cuatro ruedas con hasta 2.5 grados de ajuste en el eje trasero, prestaciones de infarto y números antes solo visto con super deportivos. Esto es el nuevo Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *